| Dictamen

La Corte le pide opinión a Gils Carbó sobre el arresto de Milagro Sala

El máximo tribunal pidió a la Procuración que dictamine sobre la situación de la dirigente de la Tupac Amaru, detenida desde hace más de un año en la provincia de Jujuy.

Milagro está detenida hace un año.

Milagro está detenida hace un año.

La Corte Suprema de Justicia pidió opinión a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, sobre la detención de la dirigente jujeña Milagro Sala, quien lleva más de un año presa, pese a los reclamos de organismos internacionales y de defensa de los derechos humanos.

En su acuerdo de los martes, el máximo tribunal “corrió vista” a la Procuración General de la Nación para que se pronuncie sobre la forma en que fue detenida Sala y si corresponde que se le otorgue la libertad, tal como reclama su defensa.

La Corte analiza la situación de detención de Sala ante un planteo de la defensa de la jefa de la Tupac Amaru, quien tiene una condena en su contra y rechaza los motivos de la justicia jujeña para mantenerla bajo arresto.

El dictamen de la Procuración no es vinculante, es decir que aún cuando Gils Carbó opine que Sala debe ser liberada, el máximo tribunal podría resolver lo contrario sin que ello implique nada en términos judiciales, explicaron fuentes tribunalicias.

La Corte fue llamada a intervenir sobre dos cuestiones esenciales: si la condición de diputada electa del Parlasur -cargo por el cual no llegó a jurar en Montevideo– le otorga a Sala fueros que impiden su detención y si la forma y el contexto en que fue detenida fue o no arbitrario.

Simultáneamente, el máximo tribunal también reclamó un informe actualizado sobre el estado de todas las causas por las cuales Sala está detenida, y las que la involucran como imputada aun cuando no haya sido decretada la prisión.

Semanas atrás, la Corte pidió al Servicio Penitenciario de Jujuy informes sobre las condiciones de alojamiento de Sala en relación con el resto de las personas detenidas en el instituto, su estado de salud y los servicios de atención médica con los que cuenta el establecimiento.

En ese marco, la Corte había dado intervención al Juzgado Federal 1 de Jujuy para que recabe información sobre “el estado de las causas en trámite -ante la jurisdicción local o federal- a que hubiera dado lugar la detención de Milagro Sala”.

La Corte Suprema también autorizó al juez a solicitar la asistencia de todas las dependencias del Poder Judicial de la Nación, como el Cuerpo Médico Forense.

Milagro Sala fue condenada en diciembre de 2016 a tres años de prisión en suspenso como instigadora de daños agravados por un escrache contra el entonces senador Gerardo Morales y dirigentes radicales que cuestionaban la política económica del kirchnerismo.

La justicia dispuso su procesamiento y prisión preventiva en las causas por aparente desvío de fondos nacionales que debían llegar a cooperativas para construir viviendas en la provincia y por la agresión contra dos dirigentes sociales cometida en 2006, entre otros.