| Tragedia

Quién es el intendente de Olavarría, “socio del Indio”, que ahora se lava las manos

Ezequiel Galli llegó a la intendencia en 2015. La Municipalidad salió de garante para alquilar el predio dónde se hizo el show. Promovió el recital, pero después se despegó.

El intendente Galli tiene 36 años.

El intendente Galli tiene 36 años.

Ezequiel Galli es el intendente de Olavarría que aceptó la realización del recital del Indio Solari el sábado último en esa ciudad y que fue alguna manera socio en la organización del gigantesco encuentro.

Galli llegó a la intendencia de Olavarría en 2015, cuando de la mano de Marían Eugenia Vidal la alianza Cambiemos derrotó al Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires y permitió la llegada de Mauricio Macri a la presidencia.

El intendente tiene 36 años y de alguna manera fue “socio” en la organización del recital porque la municipalidad de Olavarría firmó como garante del alquiler del predio La Colmena, donde se realizó el masivo recital.

En una conferencia de prensa que dio durante la mañana del domingo el intendente se desligó de cualquier responsabilidad por los muertos y heridos, pese a las críticas que se hizo a la Municipalidad por no colaborara con las desconcentración y por la falla en los controles.

Pese a la actitud del domingo a la mañana, el intendente firmó el miércoles último un decreto en el que declaró a Solari visitante ilustre y declaró al recital de interés municipal. La ordenanza fue la consecuencia de una declaración firmada por el Concejo Deliberante de Olavarría.

Galli defendió la presentación de Solari en Olavarría y en las horas previas al recital rechazó que se hubieran producido incidentes, saqueos o robos.

“Los trolls están trabajando muchísimo. Hay gente creando rumores para que se cree el mito de que vinieron a arrasar con todo, a robar los supermercados. Es mentira y fue desmentido por los propios comerciantes. Incluso la gente de ‘La París’ desmintió. Es parte de una campaña de miedo que quieren generar. La gente misma en la calle te lo dice. Había gente grande que sale a cambiar y fueron a la zona. Puede haber gente alcoholizada y eso no asusta porque es gente tranquila”, dijo al sitio Infoeme, de esa ciudad.

Ese mismo medio informa, que la Municipalidad de Olavarría y la productora “En Vivo S.A.” firmaron en diciembre de 2016 un contrato ante del juzgado Civil y Comercial 2 de Azul, a cargo de la jueza María Hilda Galdós, en el que se acordó la cesión temporal del terreno donde se recitó el recital, que pertenece a la Cooperativa Agraria Limitada y que está en concurso de acreedores.

“Según el texto, la Cooperativa se convertía en “cedente” del predio a la productora y el Municipio se ubicaba como “fiador de las obligaciones que la productora asume frente a la cedente” y se comprometía a realizar las tareas de acondicionamiento previos en el predio “La Colmena”, como limpieza, desmalezamiento, nivelación de suelos y provisión de servicios”, informó el sitio.

El contrato por el alquiler del predio estableció un pago de 300 mil pesos, pagaderos en dos cuotas de 150 mil, que se abonaron el 6 de febrero y el 6 de marzo.

En Olavarría ahora desde la oposición se apunta al intendente. “A título personal, le atribuyo todas las responsabilidades; es quien habilita, quien fue a buscar el evento, quien ofreció la ciudad y quien presionó para que fuera en Olavarría. Tiene responsabilidad de origen porque habilitó el lugar para una determinada cantidad de gente y no se controló que efectivamente sea esa cantidad de personas. Entonces no puede salir a decir que se desbordó la situación y se salió de las manos”, dijo el concejal José Frías, de la oposición.

El intendente que ahora busca despegarse de la organización del concierto, está casado, tiene dos hijos y se recibió de abogado en la Universidad Católica.

Con su llegada a la intendencia de Olavarría en 2015, puso fin a la histórica dinastía de la familia Eseverri. Derrotó ese año a José Eseverri, quien había heredado el cargo de su padre, Helios, intendente durante más de 20 años, y quien en 1997 prohibió la presentación.

El jueves último, el intendente Galli recibió en la ciudad al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, quien le entregó nuevos móviles para la policía de esa localidad. Luego acompañó al funcionario hasta el aeropuerto local, en el mismo momento en que el Indio llegaba en un avión particular.

Antes del recital, se dijo que el cantante no había querido saludar al intendente en la terminal área, pero el joven funcionario lo negó y aseguró que después se iba a reunir con el músico en el hotel.

“Conozco al público del Indio. Los fanáticos van a demostrar que se puede hacer un show de esa magnitud sin violencia”, había dicho Galli en enero, en una entrevista en la que se le preguntó sobre posibles incidentes en el concierto. Antes de que decidiera despegarse, cuando los muertos aún estaban calientes.