| Jefe de los espías

Carrió tendrá que ratificar la denuncia contra Arribas

Se lo investiga por haber recibido un giro de un cambista condenado en el caso de Lava Jato en Brasil. El soterramiento del Sarmiento y el primo presidencial Calcaterra.

Arribas fue denunciado por Carrió.

Arribas fue denunciado por Carrió.

La diputada nacional Lilita Carrió, una de las creadoras del frente Cambiemos, fue citada para el próximo martes para ratificar la denuncia que presentó contra el titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Gustavo Arribas, estrecho amigo del presidente Mauricio Macri.

La decisión fue tomada por el juez federal Sergio Torres, a cargo en forma temporal del juzgado de Rodolfo Canicoba Corral, donde quedó radicada la denuncia de la legisladora contra el jefe de los espías.

De esta forma, Torres decidió habilitar la feria judicial para que Carrió ratifique la denuncia y luego girarle la causa al fiscal Federico Delgado para que dictamine si corresponde iniciar un sumario y que medidas se debería tomar.

En los casi desiertos pasillos de Comodoro Py dijeron que la decisión de habilitar la feria no implica nada especial, aunque también se podría haber esperado hasta febrero cuando terminan las vacaciones de los jueces.

Carrió citó una nota del periodista del diario La Nación Hugo Alconada, quien sostuvo que un condenado por el caso Lava Jato, en Brasil, le había hecho cinco giros a Arribas en el año 2013, poco después de que se le adjudicara la obra del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento al consorcio integrado por la brasileña Obedretch y la empresa Iecsa, propiedad de Angelo Calcaterra, primo del presidente Macri.

Alconada escribió que Arribas percibió cinco transferencias por casi 600 mil dólares, ordenadas por el operador brasilero Leonardo Meirelles, condenado en Brasil por el pago de coimas en el caso Lava Jato.

Tras la ratificación de Carrió, el próximo martes, el fiscal Delgado estará en condiciones de impulsar la investigación para iniciar formalmente la causa.

Una denuncia similar presentaron diputados kirchneristas, por el delito de cohecho, que recayó ante el juez federal Sebastián Casanello.

Meirelles se acogió luego al régimen de la “delación premiada”, y aportó documentación sobre miles de transferencias que hizo para Odebrecht y otras empresas brasileñas. Entre ellas preciso que transfirió un total de US$ 594.518 mediante cinco giros a una cuenta en Suiza de Arribas entre el 25 y 27 de septiembre de 2013, desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited, que la justicia de su país ya calificó como “empresa de fachada”, destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión.

Arribas sostuvo en un comunicado que percibió una transferencia, por US$ 70.495, el 26 de septiembre de 2013, que adjudicó a la venta de un inmueble en San Pablo y negó haber recibido las cuatro transferencias restantes, así como desmintió una vinculación con el LavaJato.

“No entiendo cómo se relaciona Arribas con lo de Odebrecht (en referencia al pago de sobornos). Ese link todavía no lo entendí y mucho menos en cómo se relaciona Arribas con Mierelles y el soterramiento del Sarmiento, que entre septiembre y el siguiente año la obra estuvo parada y no hubo reactivación”, dijo ayer el presidente Macri, en conferencia de prensa.

Según dijo, “es un cuento que parecía muy atractivo, pero no le encuentro dónde está el tema, analizado, lo doy vueltas y no entiendo dónde está el tema”.

“Es muy claro que lo que manifestó Arribas es que vendió un departamento y que un señor que le pagó un saldo de precio usó un cambista importante, que tiene miles de clientes, no uno, sino miles, entre los cuales también está Odebrecht, por eso el cambista también está investigado por hacer sido vehículo para el pagos de (coimas de) Odebrecht“, argumentó Macri.

Al respecto, el legislador porteño Gustavo Vera sostuvo que “la investigación es impecable. Está mostrando un soborno que se le entrega al señor Arribas para que se lo haga llegar a Calcaterra, que es el beneficiario por las obras de soterramiento del  Sarmiento que se iban a hacer en esa época  entre la empresa de Calcaterra, primo de Mauricio Macri, con la empresa brasileña que fue condenada en el ‘lava jato’”.

Artículos relacionados