| El cantante de El Otro Yo

Detuvieron a Cristian Aldana por abuso sexual y corrupción de menores

El músico fue denunciado por varias mujeres a mediados de año. Se inició una investigación y fue arrestado por orden del juez de la causa. Los testimonios de las víctimas.

Las dos mujeres que denunciaron al cantante.

Las dos mujeres que denunciaron al cantante.

El cantante de “El Otro Yo”, Cristian Aldana, quedó detenido ayer con prisión preventiva luego de varias denuncias penales que tiene en su contra por abuso sexual y corrupción de menores, realizadas a mediados de año por sus víctimas.

El músico fue detenido a pedido de la fiscalía N°38, a cargo de la doctora Betina Vota, y la investigación quedó radicada en el Juzgado de Instrucción N° 17. “Se lo llevaron esposado de la casa”, dijo una de las testigos del caso a CyR.

En mayo de este año, la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres formalizó la denuncia penal contra el cantante por distintos hechos que podrían abarcar los delitos de abuso sexual agravado y corrupción de menores (artículos 119 y 125 del Código Penal).

A partir de la creación del grupo de Facebook “Víctimas de Cristian Aldana”, donde se consignaron los casos de abuso sexual, el cantante intentó limpiar su imagen y demostrar su inocencia, pero no pudo ante los diferentes casos que fueron apareciendo con testimonios en su contra.

A mediados de año, dos de las víctima de Aldana contaron a un periodista de CyR cómo habían sido abusadas por el músico, que siempre negó las acusaciones. Estos son sus testimonios:

¿Cómo fue el primer contacto con Cristian Aldana?

Denunciante 1: Por los chats de El Otro Yo. Hubo dos: Trakatraka.com.ar y elotroyo.com. Cuando los músicos se conectaban, el chat te indicaba de quién se trataba. Desde ahí se comunicaba con sus fans. Cristian te preguntaba la edad y si eras virgen.Era nuestro ídolo y referente.

Denunciante 2: Te hacía creer que debías ser desvirgada por él y nos hacía sentir las elegidas. Me manipulaba, adelante de las otras chicas me hacía sentir fea. La primera vez que estuve con él me violó. Tenía 14 años. Me pegaba mientras cogíamos, me daba trompadas y cachetazos.

¿Cuántos años tenían?

D1: 13 años, pero la primera vez que fui penetrada tenía 14. Nos hacía ver videos caseros que filmaba él con otras chicas. Todas menores. Él tenía una camarita y guardaba una colección pornográfica personal.

¿Mencionaba la diferencia de edad?

D2: Él decía que no estaba mal. Nos convencía que lo nuestro era algo especial pero no debíamos contarlo porque nadie nos iba a entender.

¿Conocían a la primera mujer que denunció, Carolina Luján?

D1: No.

D2: No.

¿Cuándo lograron darse cuenta de que fueron abusadas?

D1: Llegó un momento que no quise verlo más, quise salir de ese círculo.

D2: Comencé a hacer terapia. Me sentía una mujer sometida. Empecé a conocer la verdadera esencia de mí porque yo actuaba de acuerdo a lo que él quería que fuera.

¿Qué era El Otro Yo para ustedes?

D1: Una influencia espiritual, musical, que transmitía mensajes de paz, luz y libre sexualidad.

¿El fantasma del miedo está?

D2: No. Tuvimos que hacer un trabajo de sanación, para entender la verdad.

¿Conocen la potencial cantidad de abusadas?

D1: Somos cientas, hay más testimonios que avalan nuestras denuncias de abuso en Argentina, en el extranjero y van a testimoniar.

¿Qué buscan hoy?

D1: Justicia y que se manifieste la verdad. Que no le pase a más nadie. Que ninguna persona se sienta vulnerada de esta manera. Queremos que las chicas denuncien la verdad.

D2: Necesitamos que las chicas se sientan con confianza y protección para denunciar. El respaldo de la fiscalía es importante. Estamos expectantes de que se acelere lo más posible, ya que nos sentimos amenazadas por esta persona. Un tipo así no puede estar suelto.

En su primer comunicado Aldana dice: “Sentimos cada vez más fuerte cierta persecución tanto política como fuertemente difamatoria con intención de callar nuestras ideas, nuestra música, nuestra alma”.

¿Cómo tomaron que diga que lo difaman por su rol político-social?

D1: No queremos que nuestra denuncia se tergiverse como una maniobra política. Nada que ver con los movimientos partidarios. Nosotras no hablamos de él como músico. Hizo cosas buenísimas como luchador desde la música. Aunque se aprovechó como comunicador social que emite mensajes para hacer lo que hizo.

Este viernes 20 de mayo a las 16 en el Obelisco están convocando a un acto al que se suman artistas y poetas. Aldana a través de redes anunció que va a ir “solo con su guitarra, a mirarle la cara a la mentira y presentar una canción nueva”.

¿Qué lectura hacen?

D1: Me parece que evidencia la actitud perversa de él, es un claro acto intimidatorio con lo difícil que fue para nosotras contarlo.

D2: Está incitando a los fans a que luchen contra chicas que fueron víctimas. No creemos que vaya. Es una maniobra para atacarnos. Nosotras no vamos a responder con violencia.

¿Cómo lo ven hoy?

D2: Es un mentiroso, un provocador, un manipulador.

D1: Para mí es un manipulador y un psicópata. No puede sostener su propia mentira.

¿Qué les pasó cuando se escucharon declarando?

D2: Recién ahora lo pude bajar al cuerpo, mientras declaraba lloraba. Pude desbloquearme emocionalmente y socialmente.

¿Qué le dirían a una chica que fue abusada y aún hoy no se da cuenta o no puede contarlo?

D1: Que no está sola, que somos muchas. Hay lugares sanos donde apoyarse para salir a decir la verdad. Hay mucho miedo y este perverso, lo que hace es querer tirar para atrás a las chicas que están por declarar. Quiere recordarles el trauma.

D2: Todas tenemos miedo antes de actuar. Pero una vez que te ves acompañada, te das cuenta de que no estás loca. Durante mucho tiempo pensé eso. Esto es colectivo, estamos sanando historias. Tenemos que escucharnos, hubo mucho silencio durante años.