| Panamá Papers

Casanello pide a Laura Alonso que analice las DDJJ de Macri

El juez no hizo lugar al pedido del fiscal y ordenó que la Oficina Anticorrupción analice las inconsistencias en las declaraciones juradas del presidente Mauricio Macri en los últimos años.

Macri es investigado por Casanello.

Macri es investigado por Casanello.

El juez federal Sebastián Casanello pidió a la Oficina Anticorrupción y al Gobierno porteño un estudio comparativo de las declaraciones juradas que el presidente Mauricio Macri hizo entre 2013 y 2015, en el marco de la causa en que está imputado por sus sociedades offshore, se informó hoy en los tribunales.

El encargo del magistrado a la oficina que dirige Laura Alonso y a otras que dependen de Horacio Rodríguez Larreta choca en parte con el pedido del fiscal federal Federico Delgado, quien había propuesto como prueba el análisis de las declaraciones juradas de Macri y que fuera realizado por profesionales de la pública Universidad de Buenos Aires (UBA).

No obstante ese requerimiento del Ministerio Público, el estudio comparativo fue solicitado por Casanello, en forma conjunta, a la Oficina Anticorrupción, que depende del Ministerio de Justicia de la Nación, y a la Dirección General de Ética en el Ejercicio de la Función Pública del gobierno porteño.

El juez hizo hincapié en que se analicen si entre las distintas declaraciones juradas se evidencian contradicciones, en caso afirmativo las posibles causas de esas diferencias, y si podrían deberse a, como alegó Macri, las “dificultades para articular” los formularios de las declaraciones juradas.

El dictamen del fiscal apuntaba “a demostrar si Macri cometió el delito de omisión maliciosa de bienes al no presentar en su declaración jurada el supuestamente ser director de las firmas Fleg Trading LTD, radicada en las Islas Bahamas, y Kagemusha, de Panamá”.

Junto a un cuadro explicativo que revela las relaciones de “Fleg” y “Kagemusha” con otras personas jurídicas, Delgado señaló que la segunda parte de la pesquisa “se vincula con determinar si la ‘vida social’ de las empresas infringió algún tipo penal y, en ese caso, si Mauricio Macri tuvo que ver con la puesta en movimiento de ese comportamiento societal”.

Fuentes vinculadas a la causa consideraron que en la declaración del año pasado del Presidente supuestamente deberían figurar los 18 millones de pesos depositados en una cuenta bancaria de las islas Bahamas en calidad de activos en el exterior, que Macri definió como “ahorro”, hizo constar en la declaración 2016 y aseguró que repatriará al país.

Cuando estalló el escándalo “Panamá Papers”, el mandatario aseguró que su presencia como director de “Fleg Trading LTD” fue “una operación legal” y sostuvo que la firma “dejó de operar en 2008 porque no hizo la inversión. Está todo perfecto, no hay nada extraño. Fue declarada ante la DGI argentina”.