| El juicio por el crimen de la menor

Inspección en el edificio y declaración del padre de Angeles

El proceso se reanudó con una inspección en el edificio donde vivía el acusado y la menor. Luego el padre de Angeles dijo que la relación con Mangeri era muy buena.

El juicio oral por el crimen de la adolescente Ángeles Rawson, asesinada en junio de 2013 en el barrio porteño de Palermo, terminó esta tarde con la declaración del padre de la víctima, Franklin Rawson, y se reanudará el miércoles próximo con la de la de la esposa del portero Jorge Mangeri, único imputado en el caso.

«El vínculo era muy bueno, era respetuoso con su trabajo, muy servicial», aseguró Rawson al ser consultado por las partes sobre cómo era el encargado, en tanto que su ex esposa había declarado algo similar momentos antes. La primera testigo del miércoles será Diana Saettone, esposa de Mangeri.

El juicio se reanudó esta mañana con una inspección ocular en el edificio en el que vivía la víctima, en Ravignani 2360, del barrio porteño de Palermo, donde jueces, fiscales y abogados de la querella y de la defensa recorrieron el hall de entrada, el sótano y la terraza, entre otros lugares de importancia para la causa.

Mangeri ya declaró en la causa y aseguró que no mató a la adolescente y que había sido torturado por policías para hacerse cargo del crimen de la adolescente que vivía en el mismo edificio donde él trabajaba.