| Noticias

Detienen a los familiares del chico encontrado muerto en una heladera

La madre, el padrastro y el hermano del niño hallado muerto adentro de una heladera en San Juan fueron detenidos en las últimas horas por orden del juez a cargo de la investigación.

Así lo informó hoy el juez de Instrucción de San Juan Benito Ortiz, quien dijo que dispuso el arresto de “varias personas cercanas al lugar del hallazgo y de sus familiares directos”, entre quienes se encuentran la madre del niño, Alejandra Silva; la pareja de ésta, Franco Sifuentes, y el hermano mayor de la víctima.
Ariel Tapia, de 12 años, fue encontrado muerto anoche adentro de una heladera en desuso de un taller metalúrgico ubicado en un descampado vecino a su casa. Si bien aún no se realizó la autopsia, el juez dijo que “se trabaja en la peor de las hipótesis”, la del homicidio.
El magistrado explicó que el estudio forense podría realizarse mañana, ya que “lo ideal es darle al cuerpo unas 48 horas de frío”. El niño estaba desaparecido el sábado pasado, cuando salió de su casa para buscar a un amigo, al que no encontró.
Tras la denuncia de su desaparición, la policía lo buscó durante cinco días con la ayuda de efectivos de la Policía Federal y de la Gendarmería, que realizaron varios allanamientos, aunque sin resultados.
Finalmente, el cuerpo fue hallado dentro de la vieja heladera,  “en posición fetal, apoyado en su costado izquierdo, en calzoncillos, con una media en uno de los pies y tenía alrededor dos zapatillas y un reloj chiquito sin la malla”. El juez aclaró que, según los especialistas, no se descarta que el niño haya sido metido con vida en la heladera y haya muerto allí.
“Comprobamos que la heladera no se podía abrir desde el interior y sólo se activaba el dispositivo de apertura tirando una manija desde afuera”, agregó el magistrado. El juez también dijo que para los policías “la heladera no fue plantada, sino que calculan que siempre estuvo en ése lugar”.
Para el juez Ortiz lo más importante ahora es establecer qué provocó la muerte del niño, si fue golpeado, atacado o si murió asfixiado.


Compartir: