| Noticias

Piden juicio político de dos fiscales y un juez por el caso Candela

La Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios bonaerense pidió que se someta a jury al fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, al juez de Garantías, Humberto Alfredo Meade, y al fiscal de instrucción Marcelo Tavolaro por su actuación en la causa del secuestro y asesinato de Candela Sol Rodríguez.

El diputado Juan Carlos Juárez, integrante de la comisión, informó que “de manera unánime” los integrantes de la bicameral decidieron “aprobar el pedido de juicio político a los funcionarios judiciales, conforme a los dispuesto por el artículo 25 de la ley 13.661, por mal desempeño en el cumplimento de deberes que son inherentes a sus actividades”.

El pedido de enjuiciamiento fue presentado por legisladores.

Precisó que para eso se tomaron en cuenta las conclusiones a las que arribaron los senadores que conformaron una comisión especial para investigar la actuación de la policía y la justicia en el secuestro y asesinato de la niña.

Según Juárez, se desprende de la investigación realizada por los senadores de la “Comisión Especial de Acompañamiento para el Esclarecimiento del Asesinato de Candela Sol Rodríguez” una actuación “que no es acorde a la función que tiene asignada un fiscal general, un fiscal actuante en una causa, y lo que le correspondía realizar a un juez de garantías”.

Candela, de 11 años, fue vista con vida por última vez el lunes 22 de agosto de 2011, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía, y el 31 de agosto apareció asfixiada dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su casa.

Por el caso, estuvieron detenidos Héctor “Topo” Moreyra (44), Hugo Bermúdez (53), Leonardo Jara (34), Guillermo López (31), Fabián Gómez (42), Alberto Espínola (31), Néstor Altamirano (55) y Gladys Cabrera (42).

A Moreyra se lo acusaba de haber contratado al resto de la banda para vengarse del padre de Candela, a Bermúdez de haber matado a la chica mediante asfixia, a Jara de haberla capturado haciéndose “el novio”, a Gómez y Espínola de dar “apoyo logístico” y a Cabrera y Altamirano de haber “cuidado” a la chica.

En abril, la sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Morón decretó la nulidad parcial del proceso, ordenó liberar a todos los detenidos y apartó al juez Meade. Sin embargo, el nuevo fiscal de la causa, Mario Ferrario, pidió el mes pasado que Bermúdez y Jara volvieran a quedar detenidos por el caso, aunque el segundo de ellos ya estaba preso por otro hecho.


Compartir: