| Fue entregado por el padre

Se negó a declarar el joven detenido por el crimen de la estudiante chilena

El joven fue entregado el sábado a la policía por su padre. Se la hará una extracción de sangre para comparar su ADN con rastros hallados en la escena del crimen.

El joven Lucas Ariela Azcona, detenido como sospechoso del crimen de Nicole Sessarego Borqueze, se negó a declarar y a ser sometido a una extracción de sangre, y continuará detenido por orden judicial.

Fuentes judiciales informaron a Télam que Lucas Ariel Azcona (22) fue trasladado esta madrugada a la alcaidía del Palacio de Tribunales porteño para ser indagado desde este mediodía por el juez de instrucción en lo Criminal de Instrucciṕon 13, Luis Zelaya.

Pero el detenido se negó a declarar. Como el imputado no prestó su conformidad para una prueba de ADN, el juez de instrucción Luis Zelaya, a cargo de la causa, ordenó la extracción compulsiva de sangre, para cotejarla con rastros obtenidos en el lugar del crimen, añadieron los voceros.

La casa del acusado ya fue allanada y se llevaron del lugar ropa y un gorro, parecidos a los que llevaba puestos el sospechoso tomado por varias cámaras se seguridad cuando seguía a Nicole, que serán sometidos a peritajes.

Las fuentes informaron que en la causa ya declararon testigos que explicaron que el joven tiene un “tutor” en una pierna a raíz de una herida y por eso camina de manera particular.

Además, dijeron los voceros, se halló material que indica que Azcona había referido en su cuenta de Twitter tener dos puntos en el dedo por una herida, nueve días después del asesinato de la estudiante chilena..

El joven sospechoso fue entregado el pasado sábado a la policía por su propio padre, de nombre Roberto, luego de que le confesara a su hermana que él había sido el autor del crimen.

Es que la hermana lo encaró luego de reconocerlo en las imágenes captadas por unas cámaras de seguridad que los investigadores del homicidio difundieron el jueves último en procura de identificar a un sospechoso que fue visto merodear la zona donde mataron a Nicole minutos antes de que ésta pasara por allí.

Fuentes policiales informaron a Télam que el muchacho, que reside en la localidad bonaerense de Bernal, fue llevado el sábado por su propio padre a la comisaría 4ta. de Quilmes donde quedó detenido.

El padre relató a C5N que él también reconoció a su hijo en las imágenes de video y que cuando llegó a la seccional les dijo a los policías que su hijo “había asesinado a la chica chilena”.

Las fuentes indicaron que tras ser descubierto por su familia y quedar preso, el sospechoso intentó cortarse las venas con un cuchillo y se tajeó en un brazo una leyenda que decía “papá te amo”.

El homicidio de Sessarego Borquez fue descubierto a las 7 del 15 de julio, cuando un chico que salía rumbo a la escuela encontró el cadáver tendido en el hall principal del edificio de Don Bosco 4109, de Almagro.

La chica vivía en la planta baja con al menos otros cuatro jóvenes y tenía las llaves de la puerta en la mano cuando fue hallada asesinada de 11 puñaladas.

La principal hipótesis es que Nicole, quien regresaba de una fiesta en el boliche “Barhein” de Lavalle 345, fue atacada en la vereda, tras lo cual, herida, llegó a dar unos pasos, entrar al edificio y desplomarse en el hall.


Compartir: 
Etiquetas: