| En Avellaneda

Como en la película “Punto Límite” roban un banco disfrazados con máscaras

Los ladrones se llevaron 500 mil pesos en menos de tres minutos. La policía dice que son profesionales y que contaban con inteligencia del movimiento de la entidad.

Punto Límite se convirtió en un clásico de los años 90.

Punto Límite se convirtió en un clásico de los años 90.

Tres delincuentes armados y con sus rostros tapados con máscaras de hule, peluca y antojos negros asaltaron hoy en menos de tres minutos una sucursal del banco Credicoop en el partido bonaerense de Avellaneda, de donde robaron unos 500 mil pesos de una de las dos sacas con dinero que acababan de llegar a la sucursal.

Fuentes policiales informaron a Télam que el hecho ocurrió esta mañana en el banco Credicoop, ubicado en la avenida Bartolomé Mitre 1329 de la mencionada localidad del sur del conurbano, y que, para amedrentar al policía que se hallaba dentro de la garita de seguridad, tomaron como escudo humano a una de las empleadas.

El disfraz de los asaltantes hizo recordar a la película estrenada en la Argentina con el nombre “Punto Límite”, de 1991, en la que un grupo de surfers californianos se dedicaba a robar bancos con las cabezas cubiertas con máscaras de ex presidentes norteamericanos y vestidos con trajes de oficina.

El titular de la Jefatura Departamental de Lanús, comisario mayor Claudio Blanco, aseguró hoy a Télam que “el robo tuvo cierto grado de inteligencia” y que “los delincuentes que participaron del hecho eran profesionales o, al menos, tenían experiencia en esta modalidad delictiva”.

Según los investigadores, todo ocurrió momentos después de que los portavalores de una empresa de transporte de caudales dejaron en la sucursal dos sacas con dinero.

Por eso, el jefe policial está convencido que los delincuentes contaban con inteligencia previa. “Apenas se fueron los portavalores, los tres delincuentes ingresaron a la entidad bancaria, coparon el salón central y redujeron a los clientes, empleados y vigiladores”, agregó.

De inmediato, uno de los delincuentes se dirigió al tesoro y sorprendió al personal jerárquico del banco mientras guardaba el dinero.
Según el jefe policial, uno de los delincuentes tenía su rostro cubierto con una máscara de goma, otro con una peluca y anteojos y el tercero con una capucha y anteojos de sol.

“Robaron una de las dos sacas con dinero que acababan de llegar y huyeron rápidamente”, dijo el jefe policial, quien se encuentra a cargo de la pesquisa.

En menos de tres minutos y sin disparar ni un sólo tiro, los tres delincuentes huyeron a bordo de un auto Volskwagen Vento de color oscuro que habían dejado estacionado en la puerta de la entidad bancaria.

Los investigadores intentan determinar ahora si los delincuentes son los mismos que minutos después robaron a pocas cuadras del banco a un automovilista, a quien despojaron de su vehículo.

De todas formas, los investigadores ya solicitaron al municipio las imágenes de las cámaras de seguridad del barrio, para intentar observar los movimientos de los delincuentes.

“Contaban con información, esta información se consigue con tareas de inteligencia, era gente que denotó profesionalismo con lo que hacen, o al menos experiencia”, dijo el jefe policial, quien también agregó que, para evitar que el policía que estaba en la garita pudiera actuar, “tomaron a modo de escudo a una de las empleadas”.

“Estamos haciendo un relevamiento de rastros. No sólo se identifica a las personas por su rostro, sino que se los identifica por su forma de caminar, proceder, con su voz, con distintas características que pueden surgir”, dijo Blanco.