| Por los pasillos

Hablen con Dios

“Hablen con Dios y pregúntenle por qué me tocan a mí”, dijo el juez Noberto Oyabide cuando le preguntaron porqué todas las causas sensibles al Gobierno se tramitan en su juzgado.

El magistrado dijo  Radio América que los expedientes se tramitan por sorteo y que la responsabilidad del proceso es de la Cámara Federal. Aclaró que no recibe presiones de terceros para que falle a favor de nadie. “No aparece nadie con una escopeta. Con la palabra presión uno puede imaginarse distintos tipos de situaciones, como personas que vienen a amenazarlo o que lo golpean. Pero no sucede nada de eso. Es sólo la presión que uno tiene personalmente en su propia alma”, explicó.

El juez federal desmintió que analice jubilarse y recordó que el ministro de la Corte Suprema Carlos Fayt, con más de 90 años, podría ser su padre. “Voy a continuar todo el tiempo que Dios me dé”, anticipó. Por último, Oyarbide confirmó que se casará con su pareja, Claudio Blanco, en un festejo que aún no tiene fecha. “Van a estar todos los periodistas en una mesa. Quiero que vengan y cuenten todo lo que vean”, convocó.


Compartir: