| Tema del día

El fiscal pedirá que María Ovando sea condenada por la muerte de su hija

Por Gabriela Oprandi.

Desde el lunes último, María Ovando, una mujer de 37 años y madre de doce hijos, comenzó a ser juzgada por la muerte de su nena de tres años, bajo los cargos de “abandono de persona, seguida de muerte y agravada por el vínculo”, en la provincia de Misiones.

El fiscal de la causa, Federico Rodríguez, sostiene desde la etapa de instrucción que “hay elementos que comprometen a la acusada”, y viene remarcando desde el comienzo de la causa que “Ovando es culpable de la muerte de su hija”. Si la mujer resulta responsable de los hechos que se le imputan podría recibir una pena de entre 6 a 20 años de prisión.

Para el fiscal, Ovando no cumplió con sus deberes de asistencia a su hija.

Varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y dirigentes políticos reunieron cerca de 20 mil firmas y solicitaron la absolución de la mujer, al reclamar que “se considere el contexto cultural de la mujer, las desigualdades sociales y de género”, y pidieron su liberación.

En diálogo con Crimen y Razón, el fiscal Rodríguez confirmó que “todo lleva a la acusación y condena de María Ovando”, porque considera que las pruebas que se presentaron hasta el momento son precisas y muy fuertes.

“Todo va camino a que sea condenada. Este hecho es sencillo, ésta mujer tenía que llevar a su hija al médico y no la llevó. Todos los testigos dicen que ella no atendía bien a sus hijos, y no hay ninguno que hable a favor de ella”, dijo el fiscal que remarcó: “Acá se confunden dos cosas, la conducta del Estado y lo que le corresponde a la madre. Y ella debía hacerse cargo de sus hijos. Si el Estado omitió responsabilidad, no le quita la responsabilidad a ella”.

El fiscal, que aseguró a este portal que pedirá una sentencia condenatoria, no quiso adelantar la pena y señaló que va a tener en cuenta la situación de la mujer, sus condiciones de vida que serán atenuantes a la hora de pedir la pena: “Esta mujer tiene que ser condenada. Y si se prueba la inasistencia del estado, habrá que pedir alguna medida para que responda por los hechos”.

Desde el lunes último, varios testigos declararon ante el tribunal oral, entre ellos familiares, vecinos, asistentes sociales, personal policial, y el psiquiatra Oscar Kreimer quien dijo que mantuvo varios encuentros con la mujer y que ella le contó con precisión el momento en que ocurrió la muerte de su hija. Además, el psiquiatra destacó que la imputada era víctima de violencia de género y que actualmente atraviesa un cuadro depresivo.

El martes próximo, día que se retomará la audiencia y en la que se leerán los alegatos, será el día que la mujer declare. Para el fiscal entre ese día y el miércoles también se leerá la sentencia.

El abogado defensor de Ovando, Eduardo Paredes, sostiene que su defendida tiene que ser absuelta. “Todo lo que se dijo en el juicio fue con una mirada patriarcal, machista en la que solo la mamá tiene la responsabilidad de los hijos cuando los padres nunca se hicieron cargo”.  Y remarcó ante la prensa: “No se sabe de qué murió Carolina y no hay estado de abandono en términos teóricos porque todos vieron a los chicos, estado de abandono sería si nadie los hubiera visto”.


Compartir: